VAN GOGH

El presente año académico gira en torno al monográfico de “La memoria”. Por ello, la clase de las hormigas rabigas hicimos una investigación sobre uno de los artistas más reconocidos y famosos del mundo, Vicent Van Gogh. Así pues, leímos detenidamente su biografía, estudiamos y profundizamos en su obra.

Complementando esta labor, hicimos una reordenación cronológica de sus obras más destacadas y elegimos algunas de las representativas. Después de comentarlas, indagar sobre ellas y observar todos los elementos compositivos de cada una de ellas, llevamos a cabo el boceto de las mismas y por último realizamos la interpretación final en un soporte de papel más grueso y adecuado para poder aplicar finalmente la técnica de color deseada.

Cada composición ha sido realizada por varios niños, ya que uno se encargaba de diseñar el fondo y el otro de realizar la figura.

Alumnos de 4 años.

LA IMPORTANCIA DE VERSE Y DE SENTIRSE

El niño nace una primera vez. Después es como si naciera una segunda vez a través de un trabajo largo y laborioso para dotarse de una identidad. Para dotarse de la cara, el cuerpo, el gesto, la acción, la palabra, el pensamiento, la emoción, la imaginación y la fantasía.

En resumen, del sentimiento del ser, de la representación, del yo y del sí mismo que le son absolutamente necesarios para ser autónomo y para distinguirse de los demás individuos y de las cosas con los que convive y de cuyas interacciones extrae, poco a poco, gran parte de los materiales constructivos de su identidad personal. Para reconocerse y ser reconocido. Pero sobre todo, y esta es su meta más ambiciosa, para reconocerse en los otros y para hallar partes de sí mismo en lo otro (lo otro también como objetos y cosas de la naturaleza). Esta operación es muy delicada y compleja porque la red de las interacciones cognitivas, afectivas y sociales que los niños viven es de naturaleza cambiante y siempre incorpora las señales y las contradicciones de la costumbre, de las culturas y de las políticas, de los medios de comunicación, y de las pedagogías que se filtran a través de las experiencias familiares, escolares, extraescolares y que, de hecho, le transmiten crédito y a menudo le imponen imágenes, recursos y valores diferentes.

Este sentimiento del yo, del propio yo, que es una apropiación vital de autoestima, aprendizaje y desarrollo, también está incluido en un proceso interminable, es una dote que el niño tiene que poner en marcha cuanto antes con la ayuda y la cooperación de los adultos.

Loris  Malaguzzi.

Los  cien lenguajes de la infancia.

Alumnos de 4 años.